Las reformas en Madrid se disparan ante otro posible confinamiento

Las reformas en Madrid se disparan ante otro posible confinamiento

El coronavirus ha frenado la actividad en numerosos negocios pero el sector de las reformas y la construcción no es uno de ellos. Se siguen construyendo edificios de oficinas y viviendas pero sobre todo se ha notado un aumento de la demanda en el sector reformas.

¿Cómo es posible que los usuarios sigan interesándose por reformar viviendas? Muy sencillo, el coronavirus ha resaltado dos conceptos que antes era impensables: confinamiento y teletrabajo. A continuación explicaremos la relación de estos conceptos con el sector de las reformas y su reciente interés.

Aumento del interés por reformar la vivienda en Madrid

El confinamiento que sufrimos durante el mes de marzo supuso un hecho histórico para la sociedad española. Miles de familias se quedaron en casa confinadas sin poder salir nada más que a realizar actividades esenciales. Ante este temor, son muchos los usuarios que se han preocupado por el estado de su vivienda y por la calidad de sus materiales, por lo que las reformas se han disparado.

Arreglar el baño, cerrar la terraza o ampliar el salón son algunas de las obras o reformas más populares tras el confinamiento.

Por otro lado, el teletrabajo parece haber entrado con mucha fuerza durante los últimos meses. Las empresas buscan reducir el riesgo de contagios mediante esta metodología de trabajo, por lo que teletrabajar es bastante habitual hoy en día.

Sin embargo, el teletrabajo implica duplicar el tiempo que pasamos en casa por lo que las pequeñas obras en la vivienda se han convertido en algo habitual tras el verano. Miles de familias buscan adaptar un nuevo espacio para su despacho o zona de trabajo, con el fin de mejorar su productividad y evitar las distracciones del día a día.

Madrid, una ciudad teletrabajando

Madrid es una ciudad con una densidad de población muy alta, por lo que miles de empresas apuestan por el teletrabajo hasta que la pandemia se frene. Por ello, son muchas las familias que están interesada en reformar y acondicionar su vivienda a este nuevo modelo de trabajo, adaptando un espacio específico para trabajar en casa.

Según nos comentan desde Reformas Madrid, cerrar la terraza es la alternativa más interesante para trabajar en casa. Los cerramientos de terraza ya sean con cristales o con aluminio, permiten ganar un espacio adicional a la vivienda. Esta estancia es perfecta para trabajar, ya que suele estar alejada del centro de la vivienda.

Ante el aumento de contagios en Madrid, muchos usuarios también apuestan por reformar su baño con el fin de mejorar la higiene y aumentar la prevención ante el virus. Aquí se puede consultar el precio de reformar un baño si vivimos en Madrid, aunque todo dependerá de factores como los metros cuadrados, calidad de materiales, instalación de plato de ducha o bañera, etc.

Nos espera un invierno complicado, por lo que es recomendable tener nuestra casa lo más adaptada posible ante la posibilidad de otro confinamiento o de continuar teletrabajando hasta que dure esta pandemia.

Reformar la vivienda se convierte en una prioridad ante el coronavirus

Si buscáis en Internet la palabra “reformas de viviendas” veréis como aparecen miles de resultados, tanto de empresas que ofrecen sus servicios para reformar como de ejemplos prácticos de personas que ha reformado su casa.

Las reformas son una manera magnífica de activar la economía y, al contrario de lo que muchos pueden pensar, no es una tarea sencilla que podamos hacer aquellos que nos creemos más listos que el resto.

Una reforma integral de una vivienda requiere conocimientos avanzados y técnicas que no seremos capaces de aprender viendo cuatro vídeos de Youtube. Requiere experiencia y saber tomar las decisiones correctas ayudados por un jefe de obra, de otra manera lo único que conseguiremos será desesperarnos y aumentar el coste del arreglo.

Con la pandemia del coronavirus y la más que posible estancia dentro de casa durante meses, vemos que el panorama de las reformas se ha disparado desde el mes de mayo.

Miles de propietarios se deciden a mejorar el interior de sus viviendas ante la posibilidad de tener que sufrir otro confinamiento.

No solo un confinamiento nos obliga a reformar una vivienda, sino el hecho de convivir con un virus altamente contagioso que nos azota diariamente.

Si tienes la oportunidad de mejorar algunas de tus estancias y aumentar el confort de tu vivienda con una reforma, ¿por qué no hacerlo? Pues eso es lo que han pensado miles de propietarios que se han lanzado al mercado para buscar una empresa de reformas de pisos para adecentar sus respectivas viviendas.

Algunas comunidades autónomas como la Comunidad Valenciana apuestan por planes y ayudas para incentivar estas reformas, es el caso del Plan Renhata 2020 para reformar la vivienda. Este plan pretende ayudar a los propietarios con hasta 12.000€ para reformar su vivienda, especialmente aquellas estancias que necesiten un cambio urgente como baños y cocinas.

La mayoría de usuarios que buscan reformar su vivienda con motivo del coronavirus buscan mejorar sus prestaciones ampliando espacios o apostando por un cerramiento de terraza.

La terraza es un espacio que muchos ni utilizan por lo que se busca aumentar los metros habitables gracias a un cerramiento que permite aumentar el espacio de una habitación o de un salón.

Miles de padres confinados con sus hijos necesitan más espacio en sus viviendas y los cerramientos de aluminio y de cortinas de cristal han aumentado de forma más que llamativa.

Contar con una empresa de reformas de pisos y casas eficiente y que cumpla con los plazos estipulados es fundamental. La seriedad es imprescindible para la reforma de una vivienda, las cuales suelen superar los 20.000€ si hablamos de reformas integrales.

Las estancias que más se suelen cambiar o mejorar son las cocinas pero son muchos los usuarios que buscan una rehabilitación completa de la vivienda con el objetivo de aumentar el confort o revalorizar el piso para venderlo en el futuro.

Consejos para elegir colchas y edredones

A la hora de decorar una habitación, debemos tener en cuenta que hay elementos fundamentales como la cama. La cama es clave porque es un elemento muy vistoso de un dormitorio por lo que debemos tenerlo muy en cuenta.

Las dudas más comunes a la hora de decorar una cama son acerca del tipo de ropa de cama para cubrirla, por ello hoy os explicaremos las formas y diferencias de vestir una cama. Tenemos un amplio abanico de opciones para decorar una cama, ya sea con una colcha o un edredón.

Diferencias entre edredones y colchas

Los edredones son más gruesos que las colchas y se utilizan en épocas de frío, como otoño e invierno. Los edredones son el tipo de ropa de cama que más abrigan y, dependiendo de la calidad del mismo y su fabricación, los encontraremos rellenos de plumas o de fibra.

Dan sensación de calor y son esponjosos, los preferidos por aquellas personas frioleras que lo pasan mal durante el invierno. Algunas personas afirman que el calor que genera un edredón es excesivo, es cuestión de gustos.

Encontraremos edredones de diferentes tonos y colores y tienen la gran ventaja de que hacer la cama se convierte en algo fácil y muy rápido, ya que es la única prenda que debemos colocar en la cama.

Las colchas, por el contrario, son tejidos más simples y ligeros que sirven para cubrir la cama. No abrigan prácticamente nada si los comparamos con un edredón, por ello están pensados para épocas como la primavera y el verano, cuando no es necesario arroparse demasiado por la noche.

Las colchas bouti son perfectas si queremos abrigarnos más pero no queremos colocar un edredón, porque su tejido retiene más el calor que una colcha de cama normal. Además, una colcha bouti nos sirve para decorar la habitación gracias a sus distintos colores y formas, siendo la colcha de cama por excelencia.

Una colcha de cama debe tener un estilo similar al resto de la casa y para ello nos fijaremos en el color de las paredes y los muebles que forma en dormitorio. Os aconsejo comprar colchas de cama simples y no demasiado extravagantes porque puede afectar a la decoración del dormitorio, a veces lo más simple es lo más práctico.

Lo bueno de las colchas de cama es que podemos ir cambiándolas conforme cambien las temporadas para darle un toque más veraniego o primaveral. Tener varias colchas bouti nos permitirá alternar según la época del año e ir cambiando el estilo decorativo, por lo que se aconseja al menos comprar dos juegos.

Elegid colores claros porque son los que mejor encajan con el verano y la primavera. Estos colores hacen que la cama parezca más grande y dan un poco de luz a la decoración total del dormitorio.

Elegir un sofá para nuestro salón

El salón es una de las estancias de la casa más importantes y por ello siempre debe lucir como es debido. Si hacemos cuentas, veremos como el salón es el lugar donde pasamos más tiempo despiertos cuando estamos en casa o el lugar que siempre visitan nuestros invitados cuando vienen a casa.

Un salón debe transmitir la esencia de una casa y es el lugar donde mejor podemos experimentar e invertir en la decoración por lo comentado más arriba. El salón de casa está dominado por un elemento imprescindible en todas las viviendas: el sofá.

El sofá supone un punto clave para todos los salones ya que marca la tendencia decorativa y, a su vez, es uno de los accesorios más utilizados en un salón durante nuestro día a día. A la hora de comprar sofás debemos tener en cuenta varios aspectos para hacer una buena compra. Además del precio del sofá, debemos centrarnos en otros elementos decorativos para respetar la decoración de nuestro salón.

Uno de los factores más importantes a la hora de elegir un sofá es su tamaño. Nuestro consejo es que intentéis adaptar el tamaño del salón al tamaño del sofá. Si elegís un sofá bonito pero que sea demasiado grande, vuestro salón quedará más pequeño y no transmitirá la esencia decorativa que queráis. Además, os quitará espacio para otros elementos decorativos importantes como estanterías o muebles principales.

Otro de los puntos importantes para tratar en la tienda sofás es el material del mismo. Los sofás de tela, por ejemplo, son sofás muy populares por su precio ajustado. Además de tener un precio reducido, es fácil llevar su mantenimiento porque es fácil lavar este tejido.

Otros sofás como los de cuero son sofás de un nivel superior pero que cuesta mucho mantener y tenemos que aplicar tratamientos especiales para que luzcan perfectamente. Los sofás de piel o cuero ofrecen mucha resistencia y durabilidad, además de elegancia. Son sofás que encajan bien en cualquier salón y solo tendremos que centrarnos en elegir un color que se adapte a la decoración de nuestra casa.

Los sofás de algodón son otra de las opciones más populares cuando nos disponemos a comprar un sofá. Estos sofás son muy versátiles porque se pueden adaptar a cualquier ambiente y siempre dan un buen resultado estético y práctico.

En los últimos años se han puesto de moda los sofás esquineros o chaise longue que son sofás diseñados para que se adapten a una esquina de nuestro salón. Estos sofás son más grandes que el resto y suelen tener un espacio adicional justo debajo para guardar cosas como mantas, cojines o sábanas. Son sofás que se centran en cuidar la estética y son sofisticados y elegantes.