¿Qué debemos tener en cuenta para reformar una vivienda?

¿Qué debemos tener en cuenta para reformar una vivienda?

Reformar una vivienda es una tarea o un conjunto de tareas complicadas que entrañan ciertos dolores de cabeza para el propietario. Las reformas suelen ser caóticas por la gran cantidad de factores que entran en juego para finalizar la obra, llevando casi al colapso a los responsables o propietarios de la propia vivienda.

Por ello, como especialistas en reformas y en decoración de espacios, vamos a daros algunos puntos clave que debéis tener en cuenta cuando vayáis a reformar una vivienda.

Ser realista ayuda

Cuando hablamos de ser realistas nos referimos a tener una visión global del proyecto de reforma para evitar problemas asociados al mismo. Es decir, de nada sirve intentar reformar un piso si tenemos unas ideas extremadamente caras o que tardarían mucho en completarse. Las reformas son un proceso que debe seguir su curso y que debe estar basado en la realidad para que finalice con los mejores resultados.

Estilo decorativo para nuestra reforma

En el momento que decidimos reformar la vivienda, debemos tener en cuenta cómo queremos decorarla cuando finalice la obra. Las reformas edificios y pisos conllevan un gran esfuerzo, pero la decoración posterior a las obras también suelen producir quebraderos de cabeza por lo que es una gran idea tener un plan de estilo decorativo previo a la reforma para que todo se adapte a nuestra idea y no intentar cambiar cosas a mitad de la reforma.

Los cambios decorativos suelen producir que la reforma se paralice y se haga más larga, por lo que si tenemos las cosas claras podremos recortar tiempo en la obra y en la decoración posterior.

Presupuesto, el gran freno de las reformas

El presupuesto de una reforma es el gran factor que va a determinar tanto la duración de la misma como el grado de complejidad del proyecto que tenemos entre manos.

El dinero suele ser una de las causas principales para que las reformas alcancen o no los resultados que nos proponemos. Nuestro consejo es que no os dejéis embaucar por todas las propuestas que os digan ya que lo que suele contar es vuestra idea final, eso abaratará el coste la mayoría de las ocasiones que os enfrentéis a una obra.

También es importante que reviséis el punto número uno, es decir, que seáis realistas con lo que podéis reformar y lo que no. Esta visión os hará ahorrar dinero y no meteros en reformas imposibles y de larga duración.

Pedid presupuesto y consejo a arquitectos y decoradores para tener una idea general de los cambios y del presupuesto a invertir antes de comenzar cualquier reforma integral.

¡Hasta la próxima!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *