Decoración de interiores y proyectos

Se acaban las vacaciones y volvemos a echar mano de un elemento imprescindible en todas las viviendas: el sofá.

El sofá se ha convertido en una pieza clave de cualquier hogar porque, si nos paramos a pensar, quizá sea con la cama los dos artículos que más tiempo nos aguantan. Durante el verano, la realidad es que dejamos de lado el sofá debido a la gran cantidad de planes de exterior que tenemos. Si a eso le sumamos las vacaciones, el sofá pasa a un segundo plano.

Sin embargo, durante el otoño – invierno el sofá se convierte en nuestro principal aliado entre semana ya que nos permite estar en casa a gusto viendo películas y series y resguardarnos del frío.

En la actualidad, es muy habitual encontrar sofás cama en el salón. Los pisos son cada vez más pequeños y optimizar el espacio es una máxima entre los jóvenes que quieren hacer su piso más grande para recibir visitas. En el caso de los sofás cama, vemos una clara evidencia de su utilidad porque consigue que tengamos casi una habitación más en casa.

Cómo son los sofá cama de hoy en día

Los sofás cama han evolucionado con el paso de los años. Hemos pasado de complejos armatostes que destacaban por su peso y dificultad para abrirlos a auténticas maravillas que podemos abrir y cerrar en un momento.

Los sofás cama de apertura italiana son los más populares en la actualidad ya que podemos tenerlos con colchones viscoelásticos para descansar igual que haríamos en una cama normal. La apertura italiana permite abrir/desplegar el colchón de una forma muy sencilla, rápida y segura.

Esto convence a miles de propietarios que buscan funcionalidad y comodidad en el sofá del salón, eliminando una de las habitaciones y consiguiendo un espacio para dormir amplio y cómodo.

Los sofás chaise longue son otra de las alternativas más populares en las viviendas españolas. Los chaise longue son sofás grandes a modo de rinconera y suelen ser estéticamente muy bonitos y, al mismo tiempo, espaciosos.

Los chaise longue no valen para cualquier vivienda porque necesitamos espacio para poder adaptarlo al espacio necesario.

Sin embargo, si tenemos espacio de sobra son una excelente opción porque muchos cuentan con asientos deslizantes para convertir el sofá en una cama completa y cómoda en cosa de apenas unos segundos.

Esta es una alternativa muy demandada en la actualidad porque te permite tener un espacio para dormir y descansar muy cómodo sin tener que utilizar un sistema de apertura o tener un colchón de calidad que apenas utilizaremos.

La evolución de los sofás cama la vemos y apreciamos sobre todo en el sistema de apertura, aunque también tenemos los sofás chaiselongue con asientos deslizantes que también nos sirven de cama gracias al espacio y la comodidad que ofrecen hoy en día.

Puede que también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *