Ventajas de tener una piscina desmontable

Ventajas de tener una piscina desmontable

Poco a poco va llegando el calor y el verano llama a tu puerta y es cuando comenzamos a aprovechar al máximo nuestro jardín o terraza. Muchos de vosotros os encantarían poder daros un chapuzón y combatir el calor sofocante del verano en vuestra propia casa sin tener que bajar a la piscina de la urbanización o ir a una piscina municipal. Probablemente hayáis pensando en montar una piscina, pero si no disponéis de mucho espacio o no queréis realizar una inversión muy costosa, deberíais de pensar en comprar una piscina desmontable.

Muchos de vosotros os preguntareis ¿pero una piscina desmontable no es la típica piscina que compramos a nuestro hijo para jugar en la playa? Pues no, estáis equivocados.

En el mercado hay una gran multitud de piscina desmontables en las que caben hasta 10 personas en ella y las cuales tienen un nivel de altura del agua que nos puede llegar a la cintura. En comercialmascaro.com especialista en piscinas desmontables, podéis encontrar un gran catálogo de piscinas desmontables de calidad. La calidad influye mucho en el tema de las piscinas, ya que una piscina de baja calidad será poco resistente y nos saldrá cara a largo plazo.

Por tanto, hoy vamos a mostraros algunas de las ventajas que tienen este tipo de piscinas y que después de leer este post, muchos de vosotros correareis a compraros una. ¡Estad muy atentos!

  1. Alternativa fácil de montar: con este diseño de piscinas desmontables no necesitas realizar una obra en tu vivienda, simplemente, tendrás que tener en cuenta que según la superficie donde la vayas a instalar, tienes que verificar que los cimientos aguantan el peso total de la piscina con el agua, esto sólo te ocurrirá si lo quieres colocar en una terraza de altura, si es sobre suelo, no tendrás problema alguno.
  2. No requiere obra: la ventaja con las piscinas convencionales es que no requiere obras en la superficie y, por tanto, podrás comprarla y comenzar a disfrutarla el mismo día.
  3. Posibilidad de utilizar el espacio: la ventaja que tiene es que, si dicho espacio, cuando termine la temporada de verano, quieres aprovecharlo para otra cosa, es tan fácil como desmontarlo, guardarlo y poder utilizar dicho espacio.
  4. Ahorro de costes: como te hemos indicado dado que no necesita realización de una obra el coste de la instalación se ve considerablemente disminuido.
  5. Variedad de diseños y modelos: en el mercado podrás encontrar multitud de piscinas con diferentes materiales, diseños y formas, lo que te permite adaptarlo a la decoración que más te guste.
  6. Resistencia de materiales: el material con el que están realizadas este tipo de piscina tienen una vida útil de uno 3-5 años con un correcto mantenimiento.

Así que, no pierdas más tiempo y corre a comprar una piscina desmontable antes de que el calor sea insoportable, y empieza a disfrutarla con toda la familia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *