Carcoma, el virus de las casas de madera

Carcoma, el enemigo de las casas de madera

Cuando hablamos de construcción y de viviendas sabemos que, prácticamente todos los materiales tienen sus defectos y también sus virtudes. No obstante, de entre un amplio catálogo de materiales vemos cómo la elección de uno de ellos puede ser algo determinante para nuestra vivienda o para nuestro despacho.

Los materiales más clásicos suelen tener buena aceptación entre los decoradores de interiores porque suelen resaltar los elementos decorativos de todas las viviendas o potenciar el famoso estilo vintage que tan de moda está en las viviendas más modernas y estilosas. No obstante, estos materiales como la madera también tienen problemas a la hora de realizar el mantenimiento.

Hay materiales como el gres que apenas necesitan cuidados para el suelo pero la madera es un material muy especial y sensible que necesita un mantenimiento adecuado para no perder su viveza.

Carcoma en la madera

Las casas de madera son sin duda una de las alternativas más bonitas para una vivienda pero también suelen acarrear problemas si no contamos con un buen mantenimiento. Las casas de madera no tienen solo el suelo con madera, si no que toda la estructura está fabricada con este material por lo que debemos extremar la precaución con las posibles plagas que puedan aparecer.

En el caso de la madera, el enemigo número uno es la carcoma. La carcoma son insectos que se dedican a perforar la madera provocando grandes daños en la misma, afectando muchas veces a la estructura y, por consiguiente, al estado de toda la vivienda.

La carcoma de la madera es una plaga bastante fuerte que requiere que una empresa especializada ejecute acciones de tratamiento de control para evitar posibles daños. La madera no se puede dejar abandonada sino que requiere un mantenimiento programado para evitar estos problemas de carcoma o termitas.

El tratamiento de la madera se suele realizar con plaguicidas especializados y métodos de fumigación avanzados, dependiendo del estado de la madera y del lugar afectado. Lo más habitual es encontrar problemas en las zonas más húmedas de la estructura, que suelen coincidir con la cimentación de la vivienda.

Cómo podemos prevenir la carcoma

Para prevenir daños en la madera debemos tomar una serie de precauciones que eviten la aparición de la carcoma.

Una de las acciones más importantes es ventilar la vivienda para que no se genere humedad y no aparezca carcoma. Los espacios menos ventilados son aquellos que suelen provocar la aparición de este tipo de insectos.

Si encuentras mobiliario afectado por esta plaga, lo más aconsejable es tirarlo para evitar una proliferación de insectos.

Por último pero no menos importante, contrata un profesional del mantenimiento de estructuras de madera para que compruebe el estado interno de la misma con herramientas especializadas cada cierto tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *