Decoración de interiores y proyectos

Entre las experiencias más estresantes que podemos vivir, las obras y las mudanzas están sin duda en el top. Pero esto no es una regla universal y si ponemos de nuestra parte podemos vivirlo como una experiencia positiva.

Pero, ¿cómo podemos evitar que una mudanza sea un infierno? Vamos a detallaros algunos pasos para evitar que la mundanza se convierta en un fenómeno caótico y estresante.

Organización

Lo más importante es organizar con tiempo y planificar las diferentes tareas que debemos realizar. De esta manera, a medida que vayamos completándolas iremos sintiénodnos más seguros al tener el control de la situación.

Para ello, necesitaremos hacer una lista de tareas, para lo que podéis tomar como referencia el checklist con pasos a seguir de Mudanzas Control. Aunque nos sirve de guía, será importante que lo adaptemos a nuestras necesidades particulares y añadamos aquellas tareas que sabemos que tenemos que tener listas antes de la mudanza.

Limpieza previa

Algo que nos ayudará a afrontar la mudanza de manera más sosegada es hacer una limpieza previa. Evitando trasladar todas esas cosas que ya no queremos o no utilizamos tendremos menos bultos y cajas, lo que agradeceremos especialmente al llegar a nuestro nuevo hogar.

Cajas etiquetadas

Tener las cajas bien etiquetadas también es indispensable. De hecho, podemos encontrarnos en la situación de que en los días previos a la mudanza ya hayamos empaquetado algo que necesitamos.

Si hemos etiquetado bien las cajas lo encontraremos fácilmente, pero de lo contrario puede ser un motivo de ansiedad al no encontrar el objeto que buscamos. Lo mismo pasará al llegar a la nueva vivienda. El primer día necesitaremos desempaquetar ciertas cosas esenciales, por lo que si no hemos etiquetado bien puede convertirse en una odisea.

Cosas imprescindibles separadas

Recomendamos hacer una maleta o algunas cajas con las cosas indispensables que podemos necesitar el mismo día de la mudanza, incluyendo toda la documentación relacionada con el cambio de domicilio (contrato de alquiler, suministros, etc.) por si tuvieramos que consultar alguno.

Para garantizar que todas nuestras cosas lleguen intactatas, debemos seleccionar cuidadosamente la empresa de mudanzas que nos ayudará con el traslado.

Confiar en profesionales con buena reputación en internet para que nos ayuden con la mudanza es la mejor manera de evitar imprevistos de última hora. Consultar los comentarios que hayan dejado clientes anteriores nos servirá para hacer una primera selección, pero al final deberemos poner en la balanza diferentes criterios (precio, atención, claridad en las condiciones, etc.).

Por último, si la mudanza es nacional o internacional podemos aprovechar lo que las empresas del sector denominan «grupajes». Por ejemplo, existen servicios mensuales de lanzadera entre Madrid y Barcelona que podemos aprovechar para ahorrar en nuestra mudanza.

En estos servicios el camión traslada tanto nuestra mercancía como la de otro cliente, compartiendo el espacio de carga del camión, pero de manera perfectamente separada. Así se comparten los gastos y obetenemos el mismo servicio de calidad a menor precio. Además, el impacto medioambiental se ve reducido.

Puede que también te guste

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *